Logo
La
nacional - 2019-07-26
BETA
La "Política Pública de la Cultura", nuevo libro coordinado por Bolfy Cottom


Reúne 18 ensayos que analizan las políticas públicas de la cultura en México.

Recoge la aportación, la experiencia y el conocimiento en la materia, al tiempo que plantea los desafíos por atender.


Un análisis de cómo se han encaminado las políticas públicas de la cultura en México y cuáles son los problemas por atender, ofrece el libro La Política Pública de la Cultura, coordinado por el historiador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Bolfy Cottom para la colección Derecho y… de El Colegio Nacional y la editorial Tirant Lo Blanch México.

Cottom explica que el libro parte de que existen un conocimiento, una serie de técnicas, metodologías y base legal e institucional para la elaboración de las políticas públicas, pero hace falta tener claro ese conocimiento para darle sentido a las políticas.

Este libro, dijo, “pretende abarcar todo ese cúmulo de conocimientos de diversos aspectos y ámbitos de lo que llamamos políticas culturales para que el Estado sea eficaz y realista en su forma de atender las necesidades de una sociedad. No es una propuesta, es un texto que recoge lo que ha sido la aportación, la experiencia, el conocimiento y que plantea al Estado los desafíos por atender”, puntualizó.

La obra parte de la idea de definir cuál ha sido la relación de las distintas disciplinas con el derecho, como base para las políticas públicas y, en ese sentido, recoge visiones de distintas disciplinas: antropología, historia, conservación, restauración, arqueología, y qué es lo que han aportado éstas al país. El punto de partida de su escritura es la relación de las disciplinas de conocimiento con el derecho, explica el historiador.

El texto está integrado por 18 ensayos de diferentes autores, a quienes Cottom eligió a partir de su trayectoria y aportaciones. La colección editorial es dirigida por el doctor José Ramón Cossío, miembro de El Colegio Nacional.

La nueva obra se presentó en el Museo Nacional de Antropología, con los comentarios de Jesús Silva-Hérzog Márquez, Miguel Limón Rojas, Federico Reyes Heroles y Sergio Raúl Arroyo.

Silva-Hérzog Márquez destacó que el libro cubre todos los espacios de la política cultural: el de la protección del patrimonio, derechos de autor, la fotografía, el cuidado de la memoria sonora, los vínculos de la ley y la antropología, “lo que permite darnos cuenta que hemos construido en México una de las ingenierías culturales más notables que existen en el mundo, envidia de muchos países”.

La obra hace un repaso de la riqueza de las políticas públicas en materia cultural en el país. Encontramos rasgos críticos, dijo, pero al final, en este abanico de testimonios, registros y reflexiones vemos el retrato de uno de los rasgos más notables del régimen político mexicano que es su naturaleza como Estado cultural, que pocos países del mundo tienen.

“Lo anterior, entendido no solo como un estado que tiene una responsabilidad en materia educativa, sino una función en términos de la promoción y aliento de las manifestaciones culturales. No se trata de proveer de los alfabetos, de ábacos, de difundir las ciencias y el conocimiento, sino de permitirle a los ciudadanos realizar su potencial creativo”, manifestó.

Miguel Limón Rojas habló del esfuerzo colectivo para hacer esta obra, configurada como un rico entramado de ideas, preocupaciones, dudas, propuestas, de distintos enfoques del pensamiento y del estudio de los grandes temas e inquietudes en el ámbito de la cultura. Se aprecia lo que el país ha avanzado en la valoración de su patrimonio, señaló.

El ex secretario de Educación Pública recordó que fue desde la antropología social que se propuso al derecho y a la política, el dejar de ver a la diversidad cultural como una amenaza a la nación y valorar el patrimonio de los pueblos y comunidades, “en consecuencia, brindar protección y estímulo a la producción de bienes culturales materiales e inmateriales que han brotado de nuestras raíces”.

Cultura y educación: vínculo indispensable

También se refirió a la importancia de no desconocer el natural e indispensable vínculo entre cultura y educación. “La educación es el camino de la conciencia que abre las posibilidades en el conocimiento de nosotros mismos, sin ella será imposible contar con pensadores, historiadores, arqueólogos, turistas, que practiquen el sentido de la duda sobre lo supuestamente conocido; indagar y descubrir más allá de las generalizaciones. Una formación que nos permita apoyarnos en las certezas de la ciencia y andar a la luz de la poesía, con una conciencia que nos acerque a la humildad necesaria para apreciar de qué está hecha el alma nacional”.

Federico Reyes Heroles comentó que La Política Pública de la Cultura es un libro que pretende reflexión y que obliga a dimensionar, encontramos una historia de lo que se ha hecho bien en el país. “No busca el regodeo, sino servir, ser útil, y nos recuerda de lo que somos capaces.

“No es un libro teórico, si bien hay aportaciones sobre la reflexión de para qué debe servir el Estado, hay cosas concretas de lo que está en la agenda pendiente en nuestro país. Aparecen grandes personajes, grandes mexicanos como Manuel Gamio, los hermanos Caso, Daniel Rubín de la Borbolla, también la historia de las instituciones que a veces se nos olvida, la cual obliga a recordar y a ordenar las ideas de cómo se fueron creando las instituciones con las que contamos hoy.

“Se habla de aciertos y errores, la impartición de justicia en el ámbito de las políticas públicas con relación a la cultura, movimientos migratorios, soberanías territoriales, las industrias culturales, los conocimientos tradicionales, la cultura heredada por los esclavos africanos; también reflexiones sobre la historia de la cultura, qué es la cultura, así como el papel de la fotografía en el rescate cultural, el impacto de la fotografía digital.

“El libro deja una necesidad de revalorar lo que tenemos, este recinto, por ejemplo, cuyos muros son el resultado de una continuidad”, mencionó.

Sergio Raúl Arroyo, ex titular del INAH, comentó que son 18 los ensayos que conforman el libro, todos redactados a lo largo de 2018. “Detrás de los textos yacen pequeñas o grandes verdades a cerca de la historia del patrimonio cultural, y del papel que han jugado las instituciones culturales del Estado mexicano.

“La obra permite replantearnos nuestra relación con aquello que institucionalmente se ha definido como cultura. El conjunto de ensayos problematiza distintos segmentos del mundo mexicano, poniendo frente a nosotros el entramado de una sociedad que requiere para su desarrollo, un análisis crítico que impulse la renovación de las tradiciones o la autonomía, y necesarias rupturas que dan vida a una política”, finalizó.


Más de nacional