Mensaje inicial de la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, en Comparecencia ante la Comisión de Economía del Senado de la República - NTCD Noticias
Sábado 27 de noviembre de 2021

Inicio

-

Nacional

-

Mensaje inicial de la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, en Comparecencia ante la Comisión de Economía del Senado de la República

Mensaje inicial de la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, en Comparecencia ante la Comisión de Economía del Senado de la República

Mensaje inicial de la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, en Comparecencia ante la Comisión de Economía del Senado de la República

_
Saludo con mucho gusto a todas y todos los legisladores presentes el día de hoy, y agradezco de una manera muy especial, después de la ardua noche o madrugada que tuvieron.

Atiendo aquí, en lo que establece el segundo párrafo del artículo 69 y el artículo 93 de nuestra Constitución; comparezco ante la Comisión de Economía del Senado, con la finalidad de continuar y profundizar en el análisis del Tercer Informe de Gobierno del presidente de la República.

Es un placer estar aquí, para dar cuenta del estado que guarda el ramo a mi cargo. Y al estar parada aquí, en esta tribuna, recuerdo con satisfacción mis labores como diputada federal; y por eso mismo sé de la importancia del diálogo y de la rendición de cuentas.

Hace tres años inició una transformación profunda del país y de las prioridades económicas del gobierno mexicano, con el propósito de que nadie se quede atrás.

Los objetivos centrales de este cambio han sido lograr una distribución equitativa de los beneficios del desarrollo entre las regiones, los sectores económicos y segmentos de la población.

Las acciones de política pública de esta administración han estado consistentemente orientados a orientar el grave problema de desigualdad, bajo una lógica de conciliar los objetivos de crecimiento sostenido con una mejora del bienestar social.

Así pues, me dirijo a ustedes, después de un año y ocho meses de una pandemia que ha trastocado no sólo a la economía, sino a la sociedad entera a nivel internacional.

La campaña de vacunación y la solidaridad, necesarias en una comunidad que enfrenta un reto tan significativo como el actual, han generado las condiciones para finalizar de manera responsable una larga etapa de restricción a la movilidad y al desarrollo de las actividades.

En este proceso de regreso a la actividad presencial, la Secretaría de Economía ha hecho su parte atendiendo el presente sin dejar de sembrar para el futuro. Por ello, restablecimos la atención al público en todas las sedes, incluyendo las oficinas de las entidades federativas. Ahora, todas están abiertas, recibiendo trámites y servicios, y prestando asesorías a los ciudadanos y a las empresas del país, cuidando siempre la afluencia.

Sabemos que la pandemia no ha quedado atrás y, a pesar de la caída del Producto Interno Bruto de 8.5 en el año pasado, hoy la mayoría de los indicadores económicos empiezan a mostrar una tendencia de recuperación.

El Tercer Informe de Labores de la Secretaría de Economía, entregado en tiempo y forma a esta soberanía, da cuenta de las acciones y tareas desarrolladas por la dependencia y sus entidades coordinadas en el periodo de septiembre del 2020 a agosto del 2021.

Reconozco el trabajo de la doctora Graciela Márquez Colín durante este último semestre; los logros de la Secretaría de Economía son mutuos.

Y ahora compartiré con ustedes algunas de las acciones que hemos realizado desde esta dependencia.

Desde principios de este año, la Secretaría de Economía puso en marcha un Plan de Reactivación Económica, con acciones organizadas en cuatro ejes: mercado interno, empleo y empresas; fomento y facilitación de la inversión; comercio internacional y, por último, regionalización y sectores.

Esta estrategia ha permitido atender los problemas económicos y lograr una recuperación acelerada que hoy propicia la generación de empleos y un mayor bienestar social.

Para presentar las principales acciones realizadas como parte de este plan, tomaré como base los tres grandes ejes que regulan las labores que hacemos en la Secretaría: comercio exterior; industria y comercio, y normatividad.

Los pronósticos indican que la actividad productiva se encuentra en proceso de recuperación. De acuerdo con la “Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado” del Banco de México, correspondiente al mes de septiembre, se estima que para este 2021 la tasa de variación del PIB anual crecerá a un 6.1%, lo cual sobrepasa las estimaciones previas.

De igual forma, se han recuperado los empleos perdidos a causa de la pandemia. Durante el momento más álgido, el IMSS registró una caída de cerca de 1 millón de trabajos formales. Para septiembre del 2021, este mismo instituto reporta que ya se han recuperado estos empleos.

Uno de los ejes principales del plan de recuperación de la Secretaría es atender los diversos temas relacionados con el comercio exterior de nuestro país.

La Secretaría de Economía es la única instancia del gobierno federal facultada para atender y establecer políticas y medidas destinadas a la operación y facilitación del comercio exterior, así como para llevar a cabo la negociación, administración y defensa de los Tratados y Acuerdos Internacionales de Comercio e Inversión. Bajo este entendido, la prioridad de la dependencia es diversificar nuestras relaciones comerciales mientras fortalecemos la integración con nuestros socios de América del Norte.

Entre las acciones desarrolladas durante el tercer año del gobierno del presidente López Obrador destacan los avances en la instrumentación del Tratado de México, Estados Unidos y Canadá, conocido como T-MEC, así como la promoción del comercio exterior y la histórica inversión extranjera en el país.

El T-MEC regula transacciones comerciales por más de 600 mil millones de dólares al año en América del Norte. El Diálogo Económico de Alto Nivel, que fue retomado con Estados Unidos después de 5 años de inactividad, ha permitido generar relaciones comerciales aún más estrechas. Al respecto, menciono que hemos realizado dos visitas a Washington para dialogar con funcionarios gubernamentales y empresarios. De igual forma, celebramos una visita virtual a Canadá, para avanzar en la instrumentación de este tratado.

Gracias a sus 14 tratados comerciales con 50 países, México cuenta con un mercado de mil 300 millones de consumidores potenciales, y diversas acciones han sido realizadas para continuar fortaleciendo nuestros vínculos económicos con otras naciones. Durante este periodo, garantizamos la continuación de nuestras relaciones económicas con Reino Unido, mediante la aprobación del Acuerdo de Continuidad Comercial y del Acuerdo Sobre el Reconocimiento Mutuo y la Protección de las Denominaciones de las Bebidas Espirituosas. Estos acuerdos garantizan la prolongación de la cooperación comercial y también la facilitación de intercambios comerciales que teníamos con este país antes de que abandonara la Unión Europea.

Aprovecho para agradecer el apoyo otorgado por la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y al Senado en su conjunto para el análisis y aprobación de estos tratados, que sin su apoyo no hubiéramos logrado una mayor cercanía comercial entre México y otras naciones.

Además, como parte de la estrategia del presidente López Obrador, hemos buscado fortalecer las relaciones comerciales con América Latina.

En el mes de junio visité Guatemala para poder promover la inversión mexicana.

También analizamos cómo profundizar las relaciones con Bolivia y Ecuador durante las visitas de sus respectivos presidentes a nuestro país.

Un esfuerzo de integración relevante está en proceso en el Acuerdo de Libre Comercio que se anunció entre la Alianza del Pacífico y Singapur. Esperamos que el Senado pueda apoyarnos para su pronta aprobación.

Y en relación con las estrategias de promoción económica, comento que, al día de hoy, estamos presentes en Expo Dubái, que se lleva a cabo de octubre de este año a marzo de 2022.

Con respecto a la inversión extranjera, ésta superó sus cifras pre-pandémicas. De enero a junio del 2021 se captaron 18 mil 433 millones de dólares de inversión, 2.6 más respecto al mismo periodo del año anterior.

Cabe resaltar que en el primer semestre del año se recibió una cantidad histórica de Inversión Extranjera Directa, al alcanzar un monto de 11 mil 864 millones de dólares. Esto refleja los resultados del trabajo que ha sido fomentar la facilitación y la cooperación con las y los inversionistas para lograr mayor atracción, diversificación y retención de las inversiones.

Destacan los anuncios recientes de expansión de actividades en nuestro país de empresas como Home Depot, Siemens, Nestlé, Continental y Safran, solo por mencionar algunas.

En relación con la industria y el comercio, es importante comenzar señalando que el crecimiento económico del país ha alentado la recuperación del mercado interno y, por tanto, la confianza de los consumidores.

En el contexto de la incertidumbre mundial, el Índice de Confianza del Consumidor registró sus niveles más bajos en abril del año pasado, al encontrarse en 32 puntos; y en septiembre de este año ya se encontraba 10 puntos arriba, con un 43. De igual manera, el consumo privado rebasó los números en los que se encontraba antes del inicio de la emergencia sanitaria.

Un aspecto principal para mostrar el compromiso del gobierno de México con los más vulnerables es su política salarial. El salario mínimo ha subido más durante los primeros tres años del actual gobierno que en el sexenio anterior. Vale la pena resaltar que los aumentos al mismo no causaron la inflación o pérdida de empleos.

Para favorecer la reactivación económica y mejorar la situación laboral de los mexicanos y las mexicanas, es imperativo ayudar a las MiPyMEs; éstas concentran 7 de cada 10 de los empleos y más de 98% de los establecimientos del país.

El Estudio sobre Demografía de los Negocios 2020 del INEGI señala que lamentablemente durante ese año cerraron cerca de un millón de MiPyMEs. Resulta relevante, sin embargo, mencionar que durante el mismo año se crearon más de 619 mil establecimientos en nuestro país, y que esta recuperación de negocios continúa durante el 2021.

La Secretaría de Economía ha realizado acciones en favor de las MiPyMEs que enlistaré a continuación:

Entre septiembre de 2020 y agosto de 2021, la Secretaría ha otorgado a través de distintos programas y esquemas de garantías más de 330 mil créditos a MiPyMEs para continuar con su crecimiento, reactivación y consolidación. Estos créditos representan una derrama económica de más de 19 mil 400 millones de pesos. En este sentido, la Secretaría de Economía, además de dar los apoyos a créditos directos, puso en operación esquemas de garantías para facilitar a las empresas el acceso a los créditos preferenciales en alianza con instituciones de la Banca de Desarrollo, como Nacional Financiera, Bancomext, FIRA y Focir, entre los que se encuentran: el Programa Emergente de Reactivación Económica UDP-FOCIR, el Programa de Financiamiento a Telecomunicaciones PYME, Productos Sectoriales con Nacional Financiera, el Programa de “Impulso T-MEC” y el Programa de Financiamiento a la Modernización de Empresas de los Sectores Agroalimentario y Rural.

Además del acceso a financiamiento, la política de fomento a las MiPyMEs de la Secretaría se basa en el desarrollo de capacidades empresariales que les brinden nuevas herramientas a las empresas. Por ello se han beneficiado a más de 82 mil personas a través de talleres, capacitación y acompañamiento de las empresas para fomentar el desarrollo de capacidades empresariales en temas como: administración de negocios, comercialización, exportación, digitalización y formalización de las empresas.

La pandemia mostró que los medios digitales son una gran herramienta para facilitar el acceso de las MiPyMEs a las cadenas de valor. Por esta razón, la Secretaría ha seguido mejorando y promoviendo sus plataformas digitales, como ComerciaMx, ExportaMx, Data México, Mercado Solidario y MiPyMEs Mx.

Uno de los principales ejes de la política de fomento a las MiPyMEs ha sido, dado el alto número de mujeres en el sector, es el trabajo que realizamos para desarrollar las capacidades empresariales de las mujeres a través de diferentes acciones. El ejemplo de lo anterior son programas como MujerExportaMx y “Microsoft y Mujeres en la transformación digital”, donde se han registrado más de 21 mil mujeres y donde aún se encuentran en proceso de obtener su certificado 6 mil más.

En materia de financiamiento, se apoyaron a más de 18 mil mujeres a través del programa Créditos a la palabra; a 5 mil mediante el otorgamiento de créditos en esquemas de productos sectoriales en conjunto con Nacional Financiera, y mediante la entrega de 203 mil líneas de crédito a través de PRONAFIM.

Otra acción relevante es el proyecto de “Habilidades digitales para las mexicanas del siglo XXI”, realizado en conjunto con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y Cisco México, que promueve la alfabetización digital y la especialización de la tecnología de mujeres emprendedoras. Hasta septiembre, se habían beneficiado a más de 18 mil mujeres a partir de este proyecto, y se continúa apoyando a miles más durante los próximos meses. Al terminar el curso, estas mujeres reciben un certificado.

En relación con las MiPyMEs, un último punto que quisiera anunciar es que desde la Secretaría vamos a proponer la modificación a la legislación para garantizar el pago oportuno en un plazo no mayor a 30-40 días a las MiPyMEs que son proveedoras de grandes cadenas comerciales. Esto será fundamental para impulsar su competitividad, y ojalá podamos contar con su apoyo.

Un sector que tuvo afectaciones importantes por el freno de actividades debido a la pandemia fue la minería. La reapertura de este sector se llevó a cabo de una manera paulatina para la etapa de desconfinamiento, con especial atención siempre en garantizar la salud de los trabajadores y el cuidado del medio ambiente. Para febrero del 2021 se recuperaron todos los empleos que se habían perdido durante la pandemia en este sector, y en el primer semestre de este año se generaron cerca de 40 mil nuevos empleos para la minería. Como parte de nuestro compromiso con la industria, para promover la inversión responsable se reinstaló la mesa bimestral de minería que agrupa a los principales actores del sector y los clusters regionales. Aunado a lo anterior, junto con Naciones Unidas hemos instrumentado un proyecto piloto para promover mejores prácticas para la minería.

En este tema, quiero señalar los avances que se han realizado en la administración de la empresa salinera de la que somos socios como país, Exportadora de Sal. Se han ahorrado más de 300 millones de pesos en los procedimientos de adquisición durante los últimos seis meses, se logró un aumento salarial con el contrato colectivo, y aquí agradecemos de forma importante a su sindicato y, junto con el IMSS, se realizó un convenio para realizar pruebas antígenos contra COVID-19 para sus trabajadores.

En el desarrollo sectorial y regional que ha sido uno de los ejes estratégicos de la Secretaría de Economía, se ha impulsado desde aquí la recuperación económica.

Las distintas áreas de la Secretaría han trabajado en fortalecer las cadenas de valor y de suministro en zonas y sectores estratégicos, así como en la generación de condiciones para el fomento de la inversión productiva en el mediano y largo plazo. En específico, se han fomentado acciones como la aprobación y puesta en marcha de acuerdos comerciales de última generación y modernización del marco normativo para la calidad de bienes y servicios que se ofrecen en el país.

Quisiera señalar que, desde principios de este año, el Consejo Nacional para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico, presidido por esta Secretaría, ha sido una herramienta clave para la promoción de las actividades económicas en las diversas regiones del país y en todas las entidades.

Sobre los avances en el área de normatividad, comienzo recalcando que nuestro papel como Secretaría es ser facilitadores, pues la esencia de nuestras labores es la de fomentar el comercio, la industria y la innovación. Por ello, durante este año y el pasado se han instrumentado políticas para simplificar trámites e impulsar su digitalización, con el propósito de acelerar la creación de las empresas.

La Ley de la Firma Electrónica nos otorga el carácter de autoridad certificadora, por lo cual durante la pandemia se compartió este servicio con diversas entidades públicas para ayudar a su implementación de trámites en línea en beneficio de la ciudadanía. Esfuerzos similares se pusieron en marcha para simplificar las actividades de los exportadores e inversionistas y fortalecer la protección de la propiedad industrial.

Entre estas acciones están la simplificación de la generación y aprobación de normas en el contexto de la Ley de Infraestructura de la Calidad y el T-MEC; la continuación del trabajo del Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual, conocido como IMPI, y la conciliación y actualización de las normas que regulan la industria del Tequila. Aprovecho para mencionar que, en conjunto con la industria, se busca promover la declaratoria de denominaciones de origen del Mezcal.

El IMPI ha buscado eficientar, mediante la digitalización, todos sus trámites para acelerar el registro de marcas y patentes. Para darnos una idea de las labores que han sido realizadas en esta institución, durante el 2020 se recibieron más de 18 mil solicitudes de invenciones y que en esta primera mitad de lo que va del año se han registrado más de 10 mil solicitudes de invención. Igualmente, durante la primera mitad del 2021 se registraron más de 101 mil marcas, lo que representa una cifra histórica. Estas cifras son relevantes debido a que son indicadores sobre las labores de emprendimiento e innovación realizadas por los mexicanos y las mexicanas durante este último año.

Desde inicios de este año, esta Secretaría asumió también la responsabilidad de impulsar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en el Gobierno de México. Se ha buscado que los principios enmarcados en los objetivos de desarrollo sostenible sean ejes transversales en toda la política económica del gobierno federal.

En este año, México entregó su informe voluntario sobre los avances en la adopción de esta agenda. En este reporte, señalamos que la Agenda 2030 en el país se ha instrumentado bajo tres principios: Enfatizar la dimensión social y económica de la Agenda para combatir las desigualdades de manera transversal; Combatir los orígenes de las carencias y las desigualdades comenzando por la corrupción, la violencia y el dispendio, y generar alianzas regionales y globales para hacer frente a los problemas actuales que rebasan toda frontera. Emergencias actuales como la pandemia o el cambio climático han dejado de manifiesto que para solucionar estos problemas se debe apelar siempre a la solidaridad global.

Nuestro compromiso es que la transformación de la vida pública de México mejore las condiciones de todas y todos, mediante la promoción, las alianzas y la creación de puentes entre todos los actores distintos que forjamos nuestra economía, entendiendo que cada uno le toca poner su parte y sin olvidar que solamente juntos lograremos una economía con rostro humano. Por nuestra parte, continuaremos atendiendo el presente y sembrando para el futuro.

Sin más, agradezco a cada uno de mis compañeros de la Secretaría de Economía por hacer realidad esto que hoy presentamos aquí, y agradezco de una manera muy especial la atención que ustedes nos han brindado.

Muchas gracias.

Reacciones