Historias en el metro - A las puras vías - NTCD Noticias
Sábado 27 de noviembre de 2021

Inicio

-

Ciudad

-

Historias en el metro - A las puras vías

Historias en el metro - A las puras vías

Historias en el metro - A las puras vías

_ Por Ricardo Burgos Orozco

Desde agosto pasado todos los trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo de la Ciudad de México ya regresaron a sus tareas en cada uno de sus puestos después de estar más de 15 meses ausentes a consecuencia de la pandemia que sigue afectando a México, pero que, por fortuna, ha disminuido hasta el momento, según las autoridades sanitarias.

Uno de los empleados que ya estaba desesperado por regresar es Xavier Vivas, un hombre que trae bien puesta la camiseta naranja desde hace 43 años porque ingresó al Metro en 1978 cuando apenas tenía 23 años.

Cuando platiqué con él la primera vez me contó que cuando era un niño iba con su mamá en un transporte público sobre Calzada de Tlalpan cuando observó un tren del Metro y le dijo a su mamá ¡Yo voy a trabajar ahí! Y se le cumplió.

Xavier entró al Metro como auxiliar administrativo y cuatro años después, por su afán de superarse realizó el curso de conductor, que en aquel tiempo era de tres meses. En la actualidad, si deseas tener el oficio debes transitar por cuatro meses y medio de capacitación y dos semanas más de prueba a ver si das el ancho. Muchos han reprobado.

Con más de 40 años como conductor, Xavier es uno de los más experimentados trabajadores del Metro, reconocido por sus propios compañeros de la Línea 2 donde labora.

Me dijo que él tomó muy en serio la cuarentena de 15 meses porque pensó que primero era su salud. No salió de su casa durante varias semanas porque estaba consciente de que no eran vacaciones y después con el avance del semáforo sanitario, realizaba actividades esenciales como ir de compras.

Lamentó mucho la pérdida de compañeros y conocidos que fallecieron o que se contagiaron durante todo el tiempo de cuarentena. Reconoció que, por fortuna, en el Metro ya no ha habido casos de trabajadores enfermos y “eso es mucha ganancia”.

Cuando le pregunto cuándo su jubilación, Xavier contesta de inmediato que siente que todavía no es tiempo porque no tiene un proyecto de vida para después del retiro porque se siente fuerte, con mucho ánimo y le encanta su trabajo, “me pude haber jubilado hace 14 años, pero no he querido. Muchos amigos me dicen que retirado puedo irme de vacaciones o hacer lo que quiera, pero lo que quiero está en el Metro y de vacaciones me voy adonde me gusta cuando me toca”.

El horario de Xavier en el Metro por ahora es en la tarde de 17 a 24 horas auxiliando a los conductores en los cambios de cabina o de tren en la terminal Taxqueña. Por supuesto que continúa con todos los protocolos sanitarios: cubrebocas, gel y sana distancia.

Mucha experiencia y mucho cariño de Xavier Vivas a su camiseta. Con 43 años en el Sistema de Transporte Colectivo tiene cuerda para rato.

Reacciones