Logo
No permitas que las lluvias dañen tus cultivos
medio_ambiente - 2016-05-11
BETA
No permitas que las lluvias dañen tus cultivos

Ante los cambios climáticos pronosticados, es necesario que te prepares con el fin de que no sea en vano el esfuerzo que aplicaste en el cultivo de frutas y verduras en el solar o jardín de tu hogar.

Estos son algunos consejos que te ayudarán a prevenir los efectos negativos de las lluvias en tus hortalizas.

1.- Cubre las plantas con plástico o cobertores especiales.

2.- Limpia las vías de desagüe: lo primero que debemos tener en cuenta es que todas las vías de desagüe y circulación natural del agua se encuentren libres de basura u hojarasca para evitar encharcamientos.

3.- Instala un colector de agua de lluvia en el canelón más cercano al huerto, así reducirás al máximo el esfuerzo de transportar regaderas a la hora de realizar el riego.

4.- Consigue un recolector de agua de lluvia reciclado para recoger las precipitaciones a través del canelón del tejado.

5.- Aprovecha el agua de la lluvia y crea un jardín de lluvia, es decir, aquel donde el terreno absorba mejor el agua.

6.- Túneles de plástico: para proteger bancales o zonas amplias es útil emplear lonas de plástico formando túneles.

7.- Labrar la tierra: para evitar los encharcamientos, el suelo no deberá estar excesivamente compactado, ya que estos suelos no favorecen la infiltración. Para mejorar la estructura del suelo es importante que en los meses previos a las primeras lluvias hayamos realizado cavas con una profundidad de 15-20 cm sin que afecten al sistema radicular de nuestras plantas.

8.- Asegurar una cubierta vegetal completa. Uno de los problemas más graves que origina el agua en el jardín son las escorrentías y la pérdida de suelo, especialmente en las zonas con pendientes. Es importante para evitarlo que nos aseguremos que exista una cubierta vegetal arraigada que evite que el suelo sea arrastrado.

9.- Ventilación: es necesario que las plantas no estén muy apelmazadas y que estén bien separadas del suelo. Esto se puede solucionar utilizando diversos fungicidas o recubriendo la superficie del tallo.

10.- Plantas altas: sus tallos deben estar bien fijos con soportes para que no se doblen con la lluvia.


Más de medio_ambiente