Petronilo Monroy, artista del nacionalismo pictórico - NTCD Noticias
Miércoles 12 de agosto de 2020

Inicio

-

Nacional

-

Petronilo Monroy, artista del nacionalismo pictórico

Petronilo Monroy, artista del nacionalismo pictórico

Petronilo Monroy, artista del nacionalismo pictórico

Conocido por su obra de temática histórica relacionada con retratos de héroes nacionales, imágenes precolombinas, pintura de ornamentación y símbolos del México independiente, el artista plástico mexiquense Petronilo Monroy Briseño (1836-1882), autor del óleo Alegoría de la Constitución de 1857, es recordado como una de las figuras más sobresalientes del nacionalismo pictórico de la segunda mitad del siglo XIX.

La Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través del Museo Nacional de Arte (Munal), rememoran el 138 aniversario del deceso del artista y profesor de Bellas Artes originario de Tenancingo, Estado de México, quien falleció en la Ciudad de México el 14 de julio de 1882.

En su obra de género histórico destacan los retratos de Agustín de Iturbide, en el cual se muestra como consumador de la guerra de Independencia de México, y de José María Morelos y Pavón, ambos exhibidos en el Palacio Nacional; además de su célebre lienzo Alegoría de la Constitución de 1857, pintado entre 1868 y 1869. Del periodo precolombino sobresale la pieza El sacrificio de la princesa acolhua, realizada en los últimos años de vida del artista y adquirida por la Escuela Nacional de Bellas Artes en 1882.

Aun cuando no se cuenta con datos sobre su formación académica básica, se sabe que su hermano, José María Monroy, también pintor, le enseñó este arte; en tanto que la Academia de San Carlos conserva información sobre el artista plástico como alumno adelantado, por lo que fue premiado cuando tenía 25 años.

Con la República restaurada por Benito Juárez en 1867, Petronilo Monroy recibió el indulto después de haber colaborado con el imperio de Maximiliano de Habsburgo y le restituyeron sus derechos como ciudadano. Años más tarde recuperó las clases de ornamento y decoración en la Academia, con la exhibición de su Alegoría de la Constitución de 1857.

El universo simbólico

Esta alegoría es particularmente importante por ser uno de los mejores ejemplos pictóricos para la exaltación de la matria (patria), como la llama el historiador Luis González y González.

En esta obra, que se encuentra en resguardo del Museo Nacional de Arte (Munal), se observa la figura sublimada de una joven de piel trigueña descendiendo de los cielos, portando en su brazo izquierdo las tablillas de la Constitución de 1857 y, en la mano derecha, alzada hacia el cielo, el símbolo de la paz y la reconciliación: una rama de olivo.

De acuerdo con especialistas, dentro de las atribuciones alegóricas, la representación de la Patria mexicana, personificada iconográficamente en la figura femenina, ha sido un recurso empleado por el arte para escenificar el lugar que funda, sostiene y nutre la idea moderna de nación.

Monroy Briseño es autor de otras obras, como El ángel custodio del santo sepulcro, mejor conocido como Ángel velando el sepulcro de Jesucristo, la cual fue premiada en una serie de exposiciones efectuadas en la Academia de San Carlos en 1862.

Asimismo, entre 1862 y 1863, el sacerdote Epigmenio de la Piedra invita al pintor mexiquense a participar en la ornamentación de El Calvario en Tenancingo donde plasma las pinturas de las cuatro mujeres fuertes de Israel: Jael, Judith, Débora y Esther. El artista falleció en la Ciudad de México el 14 de julio de 1882.


Reacciones