Logo
Analizan especialistas y autoridades alcances de Norma ISO Electoral
ciudad - 2019-08-19
BETA
Analizan especialistas y autoridades alcances de Norma ISO Electoral


Con la participación de especialistas nacionales e internacionales y representantes de organismos públicos y privados de 8 países, se llevó a cabo en la Ciudad de México el Congreso Internacional de Organismos Certificados en Normas de Calidad, a efecto de propiciar una mayor difusión de los beneficios y avances institucionales que derivan de la adopción de un sistema de gestión de calidad en materia electoral, y analizar los desafíos y retos que enfrentan las instituciones encargadas de organizar y calificar los procesos democráticos a nivel global.

El Congreso Internacional, organizado por el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) y la Organización de Estados Americanos (OEA) se celebró en las instalaciones del Museo Nacional de Antropología e Historia, donde especialistas y autoridades intercambiaron sus experiencias en la prestación de servicios de calidad, principalmente relacionados con la Norma ISO Electoral, implementada por la OEA desde 2014, la cual ha sido certificada por 5 organismos electorales a nivel internacional, entre ellos el IECM.

La inauguración del evento estuvo encabezada por el Secretario General de la OEA, Luis Almagro Lemes; el Consejero Presidente del IECM, Mario Velázquez Miranda; el Magistrado Presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Felipe Fuentes Barrera; la Integrante de la Iniciativa de Integridad Electoral de la Fundación Kofi Annan, María del Carmen Alanís; el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) Lorenzo Córdova Vianello; y el Magistrado Presidente del Tribunal Electoral de la Ciudad de México (TECDMX), Gustavo Anzaldo Hernández.

Durante su intervención el Consejero Presidente del IECM señaló que uno de los grandes temas que ha acompañado el desarrollo de la moderna democracia desde sus primeros tiempos es el de la desconfianza ciudadana hacia el poder público y hacia algunos elementos de los sistemas político y electoral en general, situación que sigue latente hoy en día, derivado de las importantes innovaciones y buenas prácticas internacionales que se han generado en los últimos años, como es el uso de mecanismos de democracia directa o participativa que facilitan el involucramiento directo de la ciudadanía en la cuestión pública para acortar la brecha entre el representante y el representado, así como el fortalecimiento de las instancias y mecanismos de transparencia y rendición que responden a una pérdida de confianza ciudadana en instituciones como los partidos políticos, gobernantes y representantes populares.

No obstante, apuntó que tal desconfianza es natural y hasta deseable en cualquier democracia, en virtud de que origina que la ciudadanía reclame garantías de que las instituciones democráticas van a funcionar de acuerdo con las expectativas y las propuestas ofrecidas en una campaña, y de que este entramado de pesos y contrapesos será apto para asegurar que los procesos institucionales cumplan con los objetivos previstos en las normas respectivas.

“Así como la ciudadanía demanda contar con estos mecanismos para asegurarse de un funcionamiento democrático del aparato estatal, también exige efectividad a las instancias creadas para ejercer estos controles, certeza de que desempeñan sus labores y ejercen sus atribuciones con suficiente solidez y eficiencia, razón por la cual, la OEA implementó una norma ISO electoral que permitiera a las autoridades electorales de la región diseñar, implementar y certificar sus sistemas de gestión de calidad, brindando así a la ciudadanía una garantía de confiabilidad sustentada en un esquema estandarizado para la administración de procesos electorales”, expuso Velázquez Miranda.

Al respecto, Del Carmen Alanís enfatizó que la Norma ISO Electoral no sólo busca generar procedimientos democráticos robustos, sino también que su ejecución pueda ser mostrada en forma plena a la ciudadanía, y con ello mejorar los niveles de credibilidad de la administración electoral, por lo que la estandarización de los procesos requiere incorporar la rendición de cuentas al quehacer ciudadano de quienes organizan las elecciones.

“Celebro por ello que, a cinco años de haber sido implementada la Norma, los organismos electorales que ya han sido certificados y aquellos otros que están en proceso discutan los beneficios de un sistema de gestión de calidad como la ISO Electoral. Me congratulo de que en México tengamos ya el primer mecanismo certificado, y felicito por ello al Instituto Electoral de la Ciudad de México. A mí no me sorprende que se haya tratado de un organismo local, de hecho me sorprende que todavía haya quienes crean que las instituciones electorales locales tengan un bajo desarrollo, sin darse cuenta que muchísimas de las mejores contribuciones a la democracia de este país, surgieron precisamente desde lo local”, destacó la Integrante de la Iniciativa de Integridad Electoral de la Fundación Kofi Annan.

En su oportunidad, el Magistrado Presidente del TEPJF sostuvo que los criterios que sustentan la certificación de la Norma ISO Electoral están en sintonía con los principios constitucionales del país, por lo que el Tribunal Electoral federal está obligado a desempeñar sus actividades con transparencia y profesionalismo.

“Tenemos evidencia de que los procesos de certificación conforme a las Normas ISO en el ámbito electoral son cruciales para garantizar integridad en el desempeño institucional, y con ello favorecer la calidad democrática. Por ello, autoridades electorales de 8 países renovamos nuestro compromiso con mejores prácticas y altos estándares en el desempeño de nuestras funciones”, refirió Fuentes Barrera.

En tanto, el Consejero Presidente del INE indicó que la democracia enfrenta importantes desafíos, a nivel internacional, nacional y subnacional, por lo que incorporar sistemas de gestión de calidad permite estandarizar procesos electorales y fortalece los sistemas democráticos.

“Hemos logrado construir las condiciones para que exista un Voto Libre. No habría posibilidad de la alternancia si el voto no fuera efectivamente libre, sin embargo, es bienvenido el esfuerzo que hacemos el día de hoy para fortalecer la democracia en este tiempo de crisis bajo la práctica de estos mecanismos de certificación electoral”, expresó Córdova Vianello.

A su vez, el Magistrado Presidente del TECDMX aseveró que la historia de nuestro país demuestra que la organización electoral es esencial para mejorar nuestro sistema democrático y dar mayor transparencia en el trabajo institucional ante la ciudadanía, sin embargo, reconoció que hay que redoblar esfuerzos para abonar a la confianza ciudadana.

“Los procesos de certificación, en sí mismos, no son mejoras al sistema electoral, son incentivos para que las autoridades electorales redoblen esfuerzos en aras de obtener la certificación”, expresó.

Posterior al acto inaugural, el Secretario General de la OEA ofreció la Conferencia Magistral “Elecciones íntegras y de calidad: base de la democracia en el siglo XXI”, en la que explicó que desde hace 50 años, ese organismo ha trabajado en pos de los procesos electorales, siendo una herramienta principal la misión electoral, mediante la cual, a lo largo de ese tiempo, ha observado más de 250 elecciones a nivel internacional.

La Conferencia Magistral fue moderada por el Consejero Electoral Yuri Gabriel Beltrán Miranda, Presidente del Comité de Calidad del IECM, quien refirió que hay cifras preocupantes de la realidad sobre cómo se percibe la democracia en América Latina, y ante esto, las misiones de observación electoral han sido contundentes para mejorar los sistemas electorales.


Más de ciudad